¿Por qué los certificados SSL son tan importantes para tu sitio web?

Un certificado SSL es algo que todas las empresas deberían tener en sus páginas web. Hace tiempo que para Google se trata de un requisito fundamental para darle prioridad a un sitio en los motores de búsqueda, pero además, es una herramienta que mejora notablemente la experiencia del usuario. El SSL (Secure Socket Layer) es una tecnología de encriptación de datos, utilizada para crear una conexión segura entre un servidor y el navegador web.

Cuando un sitio web tiene un certificado SSL instalado correctamente en el servidor, aparecerá un pequeño icono con forma de candado verde, color con el que también se mostrará el «https» en el navegador. Ahora puedes comenzar a chequearlo en todos aquellos sitios que frecuentas.

Pero, ¿para qué sirve un certificado SSL?

Los certificados SSL se utilizan para proteger transferencias de datos. Esto significa que  resguardan toda la información administrada durante diversos procesos privados, como transacciones con tarjetas de crédito, inicios de sesión, claves bancarias o cualquier contenido sensible que haya brindado el usuario.

Contar con un certificado SSL es especialmente importante para los sitios web que tratan con gran cantidad de información confidencial de clientes y visitantes, como por ejemplo, una tienda online que cobra sus clientes a través de su plataforma. Si este es tu caso, entonces necesitarás un certificado SSL con urgencia.

Seis beneficios clave de usar un certificado SSL

1. El SSL protege los datos de los piratas informáticos

Obviamente, la función principal de un certificado SSL es proteger la comunicación entre el servidor y el cliente. En términos sencillos, al instalar un certificado SSL, los datos quedan bloqueados y solo pueden ser desbloqueados por el destinatario previsto, es decir, el navegador o servidor.

A medida que el SSL convierte la información en un formato indescifrable, para los piratas informáticos se vuelve imposible robar su contenido. De esta forma, se reducen notablemente los delitos digitales y se evitan muchos problemas.

2. El SSL afirma tu identidad

La segunda tarea de un certificado SSL es proporcionar autenticación a un sitio web. La verificación de identidad es uno de los aspectos más importantes en lo que a seguridad web respecta.

Cuando se instala un certificado SSL, éste debe pasar por un proceso de validación establecido por un tercero independiente llamado Autoridad de Certificación (CA, por sus cifras en inglés). Según el tipo de certificado, la CA verifica esa identidad y la de tu marca y una vez que se hayan comprobado, tu sitio web obtiene indicadores de confianza que avalan su integridad. Cuando los usuarios los ven, saben que se trata de un sitio seguro.

3. El SSL mejora la clasificación dentro de los motores de búsqueda

En 2014, Google realizó algunos cambios en sus algoritmos. Fue en ese momento cuando incorporó entre los requisitos fundamentales para el posicionamiento web un alto grado de seguridad en los sitios.

A partir de entonces, el respaldo de los certificados SSL sirvió como una herramienta de impulso para muchas páginas web. Por eso, si lo que buscas es posicionarte y lograr una ventaja frente a tus competidores, lo mejor es que empieces por algo fácil como comprar un certificado SSL.

SSL

4. El SSL mejora la confianza del cliente

Todos los clientes que compran de forma virtual o que interactúan en plataformas web, exigen seguridad y tranquilidad. Se trata de un requisito fundamental a la hora de compartir cualquier tipo de dato o información personal. Así, si no ven algún tipo de marca o sello aprobado en una página, es muy probable que la cierren y se vayan a otro lugar.

Por eso, los letreros que se generan a partir de la certificación, llamativos y fáciles de identificar, informan a los usuarios que los datos que envían estarán protegidos. Este pequeño detalle generará no sólo más confianza en la marca, sino también mayor permanencia en el sitio web.

5. El SSL ayuda a cumplir los requisitos del estándar PCI-DSS

Si tu sitio web acepta pagos en línea, entonces deberá cumplir con ciertos requisitos mínimos de protección de información. Los más comunes son los que están delimitados por las normas de seguridad de los datos de la industria de las tarjetas de pago, también llamadas «estándar PCI-DSS».

Esto significa que para poder recibir pagos a través de una página web, tienes la obligación de preservar esos datos a través de ciertos procesos de control. Por supuesto, tener un certificado SSL instalado es uno de los doce requisitos establecidos por la industria de tarjetas de pago, lo que te permitirá acercarte a la posibilidad de vender online.

6. A veces pueden contar con cobertura económica

En algunos casos, los certificados SSL pueden llegar a incorporar un seguro. Esta herramienta genera un alto nivel de tranquilidad al propietario del sitio web ya que podrá responder frente a una posible pérdida o robo de datos de usuarios.

Aunque se trata de encriptaciones muy difíciles de vulnerar, la opción de la cobertura económica se ofrece como una ventaja posible. De esta forma, la seguridad será doble y ante cualquier demanda de sustracción de información siempre estará cubierta.

Como habrás notado, tener un certificado SSL es muy importante. En caso de que recién estés comenzando, realmente no hay razón alguna para que no consigas un certificado SSL. De hecho, puedes elegir uno que se adapte a tus preferencias, tiempos y posibilidades económicas.

Tener tu propio sitio web es una gran decisión comercial pero conlleva una gran responsabilidad. Antes de ponerlo online, sé organizado y cuida la seguridad, esto te evitará muchos futuros dolores de cabeza.

¡Crea tu sitio web seguro y atrae más visitantes!

Página de inicio Blog Herramientas ¿Por qué los certificados SSL son tan importantes para tu sitio web?
También les gustará…
Comience a utilizar JivoChat
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo