Qué es la huella digital en internet y cómo minimizarla

Índice de contenidos

Internet es la fuente de información más grande que jamás haya existido. En ella puedes hallar contenido acerca de cualquier cosa…

Desde los últimos resultados deportivos hasta un paso a paso para preparar el omelette perfecto, pasando por reseñas acerca de cualquier artículo y guías para sobrevivir a un hipotético apocalipsis zombi.

Sin embargo, muchos elementos de internet no solo proveen información, sino que también la reúnen.

Es allí cuando se forma la huella digital en internet, un rastro de datos que lleva directamente hacia nosotros.

¿Qué es la huella digital en internet?

Como quien camina por la arena va dejando las huellas de sus pasos, así todos los que navegan por internet o se conectan a esta de alguna manera dejan marcas de dónde estuvieron y de lo que hicieron.

La huella digital, por algunos llamada también “sombra digital”, abarca todo tipo de registros que dejamos internet, ya sea de forma intencional o accidental (es decir, como consecuencia de lo que hacemos en la red), también sea almacenada en espacios privados o públicos.

Esencialmente, se forma gracias a los siguientes elementos:

  • Dispositivos,
  • Motores de búsqueda,
  • Navegadores,
  • Redes sociales,
  • Cualquier sitio o app en el que nos registremos.

Ten en cuenta que toda esta información no se almacena en el mismo lugar, sino que está difuminada a lo largo de toda la red.

Y, la verdad, gran parte de tu huella es inofensiva. De hecho, muchas veces no será posible identificarte o relacionarte con dicha información.

Mayormente, esta información sirve para fines de marketing, aunque también hay información que algunos consideran como privada. El asunto es que, en la gran mayoría de los casos, esa información privada de nuestra huella la revelamos voluntariamente tal y como aprenderás ahora.

La huella digital pasiva

Pasivas son las huellas digitales de internet que dejamos sin querer, aunque muchas veces con nuestro consentimiento. El mejor ejemplo son las “cookies”, la mayoría de ellas registran información sobre nosotros y nuestro comportamiento en línea.

No obstante, no se trata de información personal recabada en forma de invasión a la privacidad como muchos piensan, sino más bien de información estadística y datos relevantes que van a parar a enormes bases de datos, las cuales albergan información de cientos, miles o incluso millones de otros usuarios.

Entre la información más relevantes que compartimos de forma pasiva están nuestra dirección IP, geolocalización y nuestros intereses, los cuales se revelan según el contenido que consumimos.

Vale destacar que este compendio de información puede revelar lo que hacemos en línea, pero no nuestra identidad.

La huella digital activa

Una publicación en Facebook o un “Me gusta” en Twitter son parte de la huella digital activa, pero no es algo exclusivo de las redes sociales, pues llenar un formulario en Google Forms y ciertos tipos de cookies también se consideran parte de la huella digital activa.

De hecho, cualquier correo electrónico que envíes también se considera como parte de la huella digital.

En resumen, se trata de cualquier información que se comparte de forma intencional en el entorno online. Alguna es bastante privada y de difícil acceso para terceros, como los correos electrónicos, mientras que el nivel de exposición de otra información depende de la configuración de seguridad en plataformas como las redes sociales.

Hay especialistas en reclutamiento de personal (recursos humanos) cuya tarea es investigar la huella digital activa de los candidatos para elaborar un perfil más completo e identificar de forma temprana cualquier posible “alerta” sobre el comportamiento de un candidato.

Lo mismo hacen ciertas personas en el mundo del networking para conocer mejor a otros networkers, empresas e inversionistas con los que trabajan.

Así que, como dijimos, esta huella está compuesta por información personal que solemos publicar de forma intencional y que podría ser utilizada por terceros con cualquier fin. Esto incluye estafadores y cibercriminales; las filtraciones de datos son un gran ejemplo de ello.

(Nota: si estás interesado en proteger tu huella digital quizás te interese aprender a eliminar una cuenta de Instagram.)

Huella digital en internet

¿Qué tipo de información tiene la huella digital promedio?

No basta solo con “googlear” tu nombre para saber cuanta información hay sobre ti en internet, pues muchos sitios web, como las tiendas en línea, han recolectado información como tu IP o datos sobre métodos de pago.

También están las redes sociales y Google, que tienen un perfil muy completo sobre tus intereses y patrones de consumo de contenido.

De cualquier manera, recuerda que está información se encuentra difuminada en internet y que no existe tal cosa como una archivo con tu nombre, dirección, datos bancarios y todas las cosas que has hecho en internet.

Dicho eso, aquí tienes algunos de los datos principales que componen la huella digital de una persona promedio:

  • Dirección IP,
  • Localización geográfica,
  • Historial de búsquedas, descargas y navegación,
  • Aplicaciones utilizadas,
  • Información demográfica,
  • Datos personales (nombre, fecha de nacimiento,
  • Dirección MAC del ordenador o dispositivo móvil,
  • Usuarios y contraseñas,
  • Publicaciones e interacciones en redes sociales.

(Quizás también te interese: Cómo borrar tus tweets antiguos.)

¿Cómo disminuir la huella digital?

Ya sabes lo que es la huella digital en internet y los principales elementos que la conforman.

Si quieres mantener tu identidad más protegida y librarte de la publicidad personalizada en línea (esa molesta que parece seguirte a todos lados), estos son algunos tips a tener en cuenta:

Utiliza una VPN

Básicamente, una VPN te ayuda a volverte invisible, al enmascarar información acerca de ti como tu IP y geolocalizacion. Es muy útil para que los sitios web no colecten tus datos, pero además sirven como una capa de ciberseguridad adicional pues encriptan los datos, por lo que estarás a salvo de piratas informáticos.

También puedes utilizar una VPN para acceder a contenidos bloqueados geográficamente; lo mejor es que hoy existen versiones móviles que protegen cualquiera de tus dispositivos.

Algunas de las mejores opciones de VPN son:

NordVPN

Lo mejor de NordVPN es que no lleva registro alguno de tu información, es decir que ni siquiera ellos usarán tus datos con fines publicitarios y que estarás protegidos contra fugas.

Además, puedes crear una IP exclusiva para enmascarar tus datos, no ralentiza la conexión y cuenta con la función Kill Switch, la cual interrumpe la navegación en caso que la conexión con el VPN sea interrumpida.

Actualmente tienen ofertas en todos sus planes, vale la pena echar un vistazo a lo que tienen para ofrecer.

Hide.me

Si lo que quieres tener una IP anónima para consumir contenidos censurados regionalmente y proteger tu identidad, entonces Hide.me es para ti.

Cuenta con conexión de alta velocidad y hasta 5 locaciones diferentes desde las cuales puedes conectarte. Sin embargo, si adquieres uno de sus planes, puedes conectarte desde 72 ubicaciones diferentes y contar con un soporte de protección especial para streaming.

Nota: Si quieres conocer más sobre las VPN (incluyendo más opciones de VPN gratis), te recomendamos está guía para elegir el mejor VPN.

Usa el modo incognito o privado del navegador

Para mantener un historial limpio y que las cookies de ciertos sitios no te registren en tu sesión principal en algún navegador (y por ende en tu huella digital), puedes aprovechar los modos incognitos o privados.

El nombre en sí cambia de navegador en navegador, pero en términos generales es la misma medida; una forma de proteger tu identidad y de ocultar lo que haces con tu dispositivo.

No obstante, ten en cuenta que todo lo que haces con este modo no es invisible. Es probablemente una de las formas de protección más ligeras, pero bastará si simplemente quieres visitar algunos sitios web y que no quede registro de ellos (siempre que no inicies sesión o interactúes de alguna manera).

(Quizás también quieras conocer: Las mejores opciones de antivirus gratis)

Borra o desactiva viejas cuentas que no utilizas

Tu huella digital esta activa en todas las plataformas en las que tienes una cuenta, esto te hace “susceptible” a la publicidad personalizada aunque no utilices esas cuentas.

No importa si se trata de una vieja cuenta de Facebook que usabas siendo adolescente, una suscripción en una tienda en línea o de una cuenta en un foro. Además, recuerda que toda la información que se pueda ligar contigo te hace responsable de cualquier manera.

Asimismo, ten en cuenta que mientras más plataformas tengan tus datos, eres más susceptible a filtraciones de los mismos.

Huella digital activa

Date de baja de listas de correos indeseadas

Es común estar suscrito a newsletters que ya no te interesan, así como recibir correos con ofertas de fuentes que ya no son de tu interés.

Si recibes correos que son parte de campañas de mailing que no has abierto en mucho tiempo, date de baja de estas listas y solicita al sitio web que elimine todo registro acerca de ti, con esto protegerás tu identidad y tu bandeja de entrada estará mucho más limpia.

No tienes por qué darte de baja de todas las listas tras dedicar un fin de semana entero a tu correo electrónico, simplemente hazlo cada vez que revises tu correo y verás que en unas semanas desaparecerán los correos basura.

Además, haciendo esto contribuirás con el planeta pues se ha reportado que los correos electrónicos tienen una huella de carbono.

Sé prudente con lo que compartes en redes

Otra medida que puedes tomar para eliminar la huella digital activa que dejas en internet es cuidar lo que publicas y compartes en redes sociales.

Información como tu dirección de casa o de trabajo, así como la de la escuela de tus hijos o los lugares que frecuentas, no debería ser divulgada. Algunas personas inescrupulosas podrían aprovechar esta huella digital para cometer actos ilegales en tu contra.

Mientras menos información haya acerca de ti, más pequeña será tu huella.

Otras medidas de seguridad para proteger tu huella digital

Además de los tips antes sugeridos, puedes seguir los siguientes para proteger incluso más tu información, especialmente de los piratas informáticos y posibles filtraciones de datos:

  • Siempre utiliza contraseñas seguras y fuertes,
  • Cambia de contraseña regularmente,
  • Limpia el caché de tu navegador frecuentemente,
  • Evita dar información personal en sitios en los que no confías
  • No te conectes a redes de Wi-fi públicas,
  • Al comprar en E-commerces, no guardes tu información bancaria,
  • Instala un antivirus con licencia,
  • Solo entra a sitios seguros con protocolo HTTPS.

(Nota: si quieres reforzar tu seguridad con un antivirus, conoce aquí nuestras opiniones sobre Avast Antivirus.)

Ya sabes qué es la huella digital y cómo disminuirla

Si quieres dejar de ver publicidad con niveles ridículos de personalización que te hacen sentir acosado, entonces minimizar tu huella es la mejor opción. Lo mismo si quieres controlar mejor la información que hay sobre ti en la red.

Y ahora que sabes qué es la huella digital en internet y algunas de las mejores prácticas para disminuirla, está en tus manos y no en las de terceros la protección de tu identidad.

Recuerda, tu huella digital no eres tú, pero sí que es una información que da cierta descripción sobre quién eres, lo que haces y el contenido que consumes. Incluso podrías revelar información que consideras muy personal.

Instala un VPN, toma precauciones de seguridad con tus contraseñas y los sitios que visitas además de ser cuidadoso en tus redes, y tu huella digital te mantendrá a salvo.

Página de inicio Blog Herramientas Qué es la huella digital en internet y cómo minimizarla
También les gustará…
Comience a utilizar JivoChat
¿Le gustó lo que leyó?
¡Regístrese y pruebe JivoChat usted mismo!
Es gratis y solo le tomará unos segundos instalarlo